Soldadura TIG

En el procedimiento TIG („Tungsten-Inert-Gas“) se forma el arco eléctrico entre el electrodo no fusible de tungsteno y la pieza a soldar. El arco es muy intenso y puede ser guiado perfectamente. Un gas protector de argón alimentado separadamente protege el arco y la zona de la soldadura contra el acceso de la atmósfera. En caso necesario, se añade material adicional manualmente o con una alimentación especial de hilo frío.

Acero, acero fino, cobre, titanio y otros se sueldan con corriente continua. El electrodo está conectado al polo negativo y rectificado en punta. El aluminio, el magnesio y sus aleaciones se sueldan exclusivamente con corriente alterna para desgarrar la capa de óxido. Después, el electrodo es romo. Al soldar se genera una forma redonda hasta esférica. Con modernas fuentes de corriente por inverter también se puede soldar con electrodo puntiagudo de tungsteno.

Las ventajas de la soldadura TIG: El fácil manejo y un buen dominio del arco permiten un trabajo muy confortable y limpio. La baja generación de cascarilla de la pieza a soldar, la angosta zona de soldadura, la falta de fundentes y al arco libre de salpicaduras se encargan de cordones limpios y exactos sin inclusiones de escoria y sin retoques.

  1. Boquilla de gas
  2. Electrodo de tungsteno
  3. Gas protector
  4. Arco
  5. Zona fundida
  6. Material base

Para más información sobre nuestros equipos TIG, consulte nuestra gama de productos

Contacto

Lorch Schweißtechnik GmbH
Im Anwänder 24 – 26
71549 Auenwald
Germany

info(at)lorch.eu

T +49 7191 503-0
F +49 7191 503-199

Búsqueda de representantes de ventas